sábado, 13 de agosto de 2016

Entrevista de Carlos Baute en La Voz de Galicia

«Astrid y yo perdimos el control y llegó el niño»


Carlos Baute llevaba 42 años «tratando de no madurar», pero su bebé consiguió que lo hiciese a marchas forzadas. Siempre perfecto, nos confiesa que es medio gallego, que está harto de su pelo y que sueña con tener barba. Con o sin ella, sus fans le esperan esta noche en A Coruña. La estrella vuelve a casa.

NOELIA SILVOSA 13 de agosto de 2016. Actualizado a las 05:00 h.

(Click en la imagen para verla en grande)

Se nos hizo mayor. A punto de rematar su próximo disco y estrenándose en su faceta de papá, Carlos Baute es tan apasionado como te lo imaginas: «Yo lo regalo todo cuando estoy enamorado», asegura. Y nos regala un bombazo: ya tiene en sus manos una nueva canción para otro dúo con Marta Sánchez, con la que hizo las paces. «Le dije que esta vez sí compartimos los derechos. ¡No quiero discutir por tonterías!», exclama entre risas. Él es así. Encantador.

-Antes de nada, tengo que darte la enhorabuena por tu bebé

-¡Muuuuuchas gracias! Es un muñequito. ¿Lo has visto?



-¡Cómo no lo iba a ver!

-Lindísimo, y más bueno... Se porta increíble, estamos sorprendidos.



-¿Cómo te sientes en estos primeros días con Markuss y teniendo que separarte ya tan pronto de él?

-Al final paré más de un mes para estar con Astrid, porque me quedé en España y decidimos hacer la etapa de composición. Yo creo que el disco lo vamos a tener ya para febrero del año que viene. Ahora estoy produciendo la última canción y muy contento la estoy pasando. Primero los sentimientos con Markuss, imagínate, sentimientos desconocidos en mí y que jamás habían pasado por mi cabeza ni por mi corazón. Ahora estamos muy contentos con Amor y dolor, con Alexis y Fido.



-Amor y dolor. ¿Van asociados?

-Sí, totalmente, el que siente amor siente dolor, y el que no es que no ha amado. Es más, en mi caso, el amor que siento por el niño es brutal. Pero si le pasa algo el dolor va a ser muy grande, el más grande. Son cosas que vienen agarradas de la mano.



-Le cantas «Nada se compara a ti». ¿La escribiste ya pensado en él?

-No lo pensé, la verdad es que en ese momento no pensaba ser padre, pero obviamente estuvo en mi cabeza. Y dije: «Esta canción quiero que se dedique, inclusive la gente que está enamorada, de un padre a su hijo o al revés». Que sea un amor imparable.



-Padre a los 42...

-Correcto, madurito y preparado jajaja. Hoy día lo pedía, lo quería. Lo pedimos hace un año y no pudo ser. Ahora lo hemos pedido, y gracias a Dios sí. Yo ya quiero otro. Lo que ocurre es que no podemos tener hijos inmediatamente, por lo menos hay que esperar un año por la cesárea, y ojalá tengamos suerte y después que sea inmediato, porque tampoco quiero tardar mucho. Ya soy un padre adulto y no quiero ser más adulto de lo que soy. Aunque mentalmente no he madurado, mi esposa dice que soy tan niño como el niño, pero yo llevo 42 años tratando de no madurar y ahora que lo he logrado tengo esa parte responsable como padre que quiero vivirla y sentirla.
? No quieres ser maduro pero tienes que serlo, porque llevas desde los 13 años publicando discos.

? Tal cual, claro que sí



? ¿Te ha quedado la espinita de probar otro camino?

? La música siempre ha sido mi opción uno y mi opción dos. No sé hacer otra cosa. Me gusta el mundo del show, del espectáculo. El día que no esté en él me gustaría estar detrás de cámara y, qué sé yo, dirigir, producir, componer... Siempre voy a estar en él.



? Bueno, pero siendo un niño sacas tu primer disco y ¿qué te decían tus padres?

? Siempre tuve el apoyo, lo que pasa que mis padres siempre me obligaron a estudiar y me dijeron: «Mira, esto es una cosa como de cachondeo, ¿no?». Y por suerte, de repente hice el cásting, eran más de 700 niños en la preselección y al final estuve en el grupo [Los Chamos] cantando durante tres años y medio. Pero después seguí estudiando Márketing y Publicidad, que fue una pena y no la terminé porque el último año ya tenía muchísimo trabajo como cantante, y le dije a mi padre: «Mira, si me va bien lo dejo, si me va mal vuelvo a la carrera». Y al final lo que estudié en la universidad tengo que decirte que lo aplico día a día con el mundo digital.



? ¿Viviste deprisa o paso a paso?

? No, fue muy deprisa, totalmente, uff. Sí, completamente deprisa. Yo con 13 años ya había visitado varios países en Latinoamérica. Ganaba dinero con esa edad, pude comprar un coche a los 16 y luego con 22 tenía mi primera casa pagada. Fue una bestialidad. Entonces dije: «Guau, esto es serio. Aquí si yo me esfuerzo puedo lograr cosas importantes». Era mi pasión, aunque era como un juego porque a mí me encantaba estudiar música.



? Tú como la canción, ¿no? «Dame de eso, dame más».

? Jajaja Sí, totalmente. Siempre hay que pedir más porque al final no sabes lo que te va a tocar.



? «Te regalo mi orden, mi desorden, mi norte, mi horizonte...» ¿A quién pensabas regalarle todo eso?

? Bueno, en ese momento son canciones que nacen. Yo estaba en pareja y era un amor tal cual lo sentía. Yo tengo orden, desorden, regalo mi norte, mi horizonte... Yo regalo todo cuando estoy enamorado, y así soy. Lamentablemente ya nos separamos. Con Astrid compuse temas como Amarte bien, Quién te quiere como yo, Colgando en tus manos, que fue por mi ex... Uno va viajando por sentimientos y cosas que van pasando en tu vida y que cada una no quita importancia a la otra.



? «Colgando en tus manos» fue un bum con Marta Sánchez. Tuvisteis ahí un pequeño desencuentro, pero creo que pronto lo arreglasteis.

? Sí, total. Yo estaba en Letonia con la familia recibiendo el año y Marta salió en un programa. Entonces empezaron a escribir por redes sociales diciéndome que qué fuerte, que yo que tal, que lo que había dicho Marta de mí... Y yo pensé: «¡¿Pero qué pasó?!» Y me meto y lo veo... Se le fue la cabeza. Porque un compositor cuando compone una canción, como por ejemplo Alejandro Sanz con Corazón partío, si la hubiese compuesto Juanes los derechos van para Juanes, no para Alejandro Sanz, así de claro. De repente Marta dijo eso y yo digo: «Guau, no entiendo». Si ella la hubiese compuesto, pues hubiese sido para ella. Y bueno, fue una cosa que después se aclaró y ya está. Y hoy día alegres, felices.



? ¿Tanto como para otro dúo?

? Es más, tengo una canción en mis manos tan importante o más que esa para cantar con Marta. No pensé en otra persona. De hecho, Colgando en tus manos para mí era una canción de las más normales que he hecho. Tanto es así que la compuse en el 2004 y la saqué en el 2009, fíjate lo que te digo, pero esta es hiperespectacular. Sería genial el segundo tema juntos, pero ahí sí que le dije: «Compartiremos los derechos, aunque yo haya hecho la canción. ¡Para no discutir por esas tonterías!» Jajaja.



? Con Astrid tienes una relación sólida. ¿No resulta difícil en un mundo como el tuyo?

? Yo gracias a Dios quemé muchas etapas. El mundo de la música tiene mucho movimiento, pero no somos tan accesibles como la gente pueda creer. Tú estás en una tarima, estás ahí arriba en el quinto pino. Luego te llevan al hotel, te sacan por lados que la gente no sabe... O sea, que al final estamos hasta solos. Yo creo que es más complicado el mundo de la actuación, porque todo es bonito. Las chicas son lindas, los chicos son lindos, hay feeling, se besan, están en pelotas... Eso lo veo bastante más complicado que la música.



? En tu Instagram he visto que estás muy concienciado con la igualdad de sexos.

? Totalmente, pienso que las mujeres son muy importantes en nuestras vidas. Y el día que veo a la madre de mi hijo digo: «Dios mío, qué bendición». Y me encanta escuchar consejos, porque quiero llegar a viejo y coger atajos. Si me dicen que no me vaya por esta carretera porque es más lenta y que coja otra porque es más rápida, pues me voy por la otra porque llegaré antes. Yo creo que nos deberían gobernar en el mundo más mujeres que hombres porque son más honestas.



? Oye, ¿siempre eres tan perfecto? No tienes un pelo más alto que el otro en ninguna de las miles de imágenes que existen de ti.

? ¡Es que no me despeino! Pero es una cosa del pelo, estoy aburrido. Porque el pelo mío a veces le digo al peluquero: «Por favor, ponme algo para despelucarme». Es que me ducho y ya salgo así. Y luego es que no me sale más pelo. Es más, me encantaría poder decir: «Me voy a afeitar antes de salir». Me encantaría tener barba, pero no se puede. Soy así.



? ¡Como el Ken de la Barbie!

? Sí, es que poco puedo cambiar, solo un poco el corte. Es una pena porque yo veo a mis cuñados que tienen pelos en la barba, y yo de chiquito quería tener pelo en la cara y afeitarme, pero nada. Luego me dicen que es una bendición, que es una maravilla... Y yo digo: «¡Nooo!».



? ¿Pero por dentro eres igual de perfecto? Tendrás tus sombras, ¿no?

? Obviamente, claro que sí, se pierde el control.



? ¿Y con quién pierde el control Carlos Baute?

? Hay gente que pierde el control con cosas más cotidianas, como por ejemplo conduciendo. A mí lo que me hace perder el control es la injusticia, me pone de mala uva. Y me está poniendo también de mala uva lo que está pasando en el gobierno español. Que no haya un gobierno todavía a estas alturas y que no se pongan de acuerdo. La ley está obsoleta, tiene que cambiar. Y que el que haya ganado, que gane. Eso es una cosa que la sangre me hierve. Y luego también lo que pasa en Venezuela, que está fatal. Ahora mismo estoy metido en una oenegé que se llama Rescate Venezuela y estamos enviando lamentablemente medicinas, pero no tenemos permiso del señor presidente Maduro. No podemos meter medicamentos, parece que somos nosotros contrabandistas.



? Venezuela y Galicia están muy unidas. ¡Pero es que tú eres medio gallego!

? Mi abuela nació en Lugo y se crió en Vigo. Y por parte de mi abuela, ella y toda su familia son gallegos. Mis bisabuelos también, son de Ourense, de Carballiño. El 50 por ciento de mi sangre es gallega y el otro es canario por parte de mi papá. Soy un flipado del norte de España, y en A Coruña aprovecharé para tapear con amigos. Es una pena que esta vez no pueda hacer surf allí.



? Tu último vídeo con Astrid, en el que se os ve muy apasionados, causó revuelo. No sé cuánto hay de interpretación y de realidad en esas escenas, porque al final es tu mujer.

? Hay mucha realidad, pero también uno se corta un poquito, aunque hubo alguna parte que me dijeron: ¡Epa, epa epaaa! Jajaja. Como estaba muy libre me decían: «¡Eeeeh que esto no se puede ver!». Un beso que tú te des fuerte con tu pareja en cámara se ve feo. Pero vamos, que la pasamos muy bien, nos divertimos. Esa noche perdimos el control y, según las fechas, creo que estaba por ahí cuando concebimos a Markuss.



? ¿«El buzón de tu corazón» cuenta tu historia con Astrid?

? Fue mucho antes. La historia de Astrid y mía fíjate cómo fue. Yo con 19 años tenía ya un disco como solista y en esa época, en el año 94, mi abogado era su papá. Entonces yo conozco a Astrid desde que tenía nueve añitos de edad. Yo me fijé en ella por mi suegra, porque cuando yo entré en la casa de mi abogado vi a mi suegra y dije: «Dios, qué señora más bella». A partir de ahí, cuando salió la niñita vi que era un clon y dije: pues bueno, si la niña va a crecer como la madre... Y al final el destino nos unió, y ahí estamos.



? Tú tampoco te quejes de guapo, que ha siso elegido entre los 50 latinos más bellos.

? Jajajaja Bueno, pero me siguen por mi música.



? Uy, ya te digo yo que muchas fans no te siguen solo por eso. Tienes que saber una cosa. Sé de alguien que fue a Inditex a comprarse un traje. Le pusieron uno entallado y le dijeron: «Llévalo porque es como los que se pone Carlos Baute».

? ¡Aahhh, que fuerte! Me gusta, porque adoro y amo Inditex y digo: «Dios mío, qué ejemplo en el mundo». Así que estoy encantado. Felicidades por ese grande en Galicia.



? Felicidades a ti y muchísimas gracias, Carlos. Te esperamos esta noche en A Coruña.

? Gracias a ustedes, porque sin ustedes no somos nada. ¡Graciñas! Moitos bicos.



Todavía no cantó, pero ya nos ha conquistado.



carlosbautetodo.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada